Aceite de Krill* puro (min. 40% fosfolípidos, 10% EPA, 5,5% DHA, 0,02% astaxantina) 500 mg. Cobertura de gelatina y glicerina.
Tomar 2 perlas al día.
60 perlas.
Las personas alérgicas al marisco, así como las personas que estén tomando medicamentos anticoagulantes deben consultar con su médico antes de empezar a consumir aceite de Krill. No recomendado durante el embarazo y la lactancia.

Aceite de Krill

Fuente pura de Omega 3

El aceite de Krill es una sustancia muy apreciada por su alto contenido en ácidos grasos esenciales. De hecho, es el único aceite marino que combina ácidos grasos omega-3, fosfolípidos y antioxidantes, tres sustancias fundamentales para que el organismo humano pueda funcionar correctamente y mantener o recuperar la salud.

El tipo de ácidos grasos que nos brinda contienen liposomas que consiguen transportar directamente a las células los ácidos grasos que éstas utilizarán para su correcto funcionamiento.

Contiene cantidades de antioxidantes muy potentes que nos ayudarán a mantener unas células libres de los ataques de los radicales libres, como la astaxantina, la vitamina A y la vitamina E.

El Aceite de Krill antártico es más estable y más resistente a enranciarse que el aceite convencional de pescado. Eso quiere decir que dura más y no se oxida en el organismo.

21,50