Por dosis diaria (2 cápsulas): Aloe E.S (18:1, 10% barbaloína) 400 mg, Sen E.S (20% sennosides) 160 mg, Hinojo E.S (4:1) 150 mg, Milenrama E.S (10:1, 3% flavonas) 150 mg, Lactobacilos 100 mg y antiaglomerante (mezcla de extracto de arroz orgánico). Cápsula vegetal (hipromelosa y dióxido de titanio).
Tomar de 1 a 2 cápsulas antes de acostarse.
60 cápsulas.
No tomar de forma continuada.

Aloe Lax

Ayuda a mejorar el tránsito intestinal

Cada cápsula contiene:

  • Aloe e.s.: entre sus beneficios, destacan las ligeras propiedades laxantes y purgantes que fomentan una evacuación natural en el organismo. Promueve el movimiento intestinal y ayuda a eliminar el exceso de bacterias y toxinas en el tracto intestinal, favoreciendo el equilibrio de la flora. Al estimular las glándulas digestivas, supone un gran aliado para el correcto funcionamiento del estómago, así como de otros órganos como los riñones, el hígado o la vesícula biliar.
    Es muy beneficioso como regenerador celular y de los tejidos, que tras un tiempo largo de estreñimiento requieren de un cuidado extra y de un aporte añadido de nutrientes para volver a su funcionamiento correcto. Mantener la flora intestinal, el tracto y las bacterias y toxinas a raya es la mejor manera de acabar con el estreñimiento y tener una salud al completo.
  • Sen e.s.: es una planta medicinal que es muy utilizada para tratar problemas gastrointestin a que posee fuertes propiedades laxantes y purgantes. Este efecto laxante se d intestinal, haciendo con que los movimientos del intestinos sean más rápidos, favoreciendo la eliminación de las heces.
  • Hinojo e.s.: ayuda a combatir los trastornos estomacales y las indisposiciones tras una mala digestión, reduce la hinchazón y ayuda a aliviar las flatulencias intestinales como los gases digestivos.
  • Milenrama e.s.: es un excelente tónico digestivo y se puede emplear en casos de dispepsia, flatulencia, gastritis aguda y crónica, inapetencia y úlceras, ya que aumenta la segreción del jugo gástrico y de la bilis.
  • Lactobacilos: contribuyen a mantener una flora microbiana adecuada. Actúan frente a los microorganismos dañinos a través de distintas acciones, como la preservación de las barreras naturales del tracto digestivo, la producción de sus­ tancias que impiden el crecimiento de los microorganismos nocivos, la reducción del pH del intestino o la com­ petición por los nutrientes con estos microorganismos. Admás, promueven la regeneración de la flora intestinal tras su alteración (por ejemplo, por la toma de antibióticos).

9,85