Aceite de Lino (55% ácido linolénico y mín. 11% ácido oleico) 500 mg y Vitamina E natural (67% d-alfa tocoferol) 10 mg. Cobertura de gelatina y glicerina.
Tomar de 3 a 5 perlas al día, en las principales comidas.
110 cápsulas
Puede tener efectos adversos durante el embarazo.

Perlas de Lino

El aceite de Lino es la alternativa vegetal al aceite de pescado al rico en OMEGA-3. Este es básico para el metabolismo de las prostaglandinas, encargadas de las respuestas inflamatorias, la presión sanguínea, la coagulación, la respuesta alérgica, la síntesis de hormonas, los síntomas premenstruales,

110 cápsulas de 702mg

El aceite de Lino es la alternativa vegetal al aceite de pescado al rico en OMEGA-3. Este
es básico para el metabolismo de las prostaglandinas, encargadas de las respuestas
inflamatorias, la presión sanguínea, la coagulación, la respuesta alérgica, la síntesis de
hormonas, los síntomas premenstruales, …
Ayuda a controlar el nivel de colesterol en sangre, gracias a los ácidos grasos
poliinsaturados y a la fibra, lo que previene la aparición de patologías cardiovasculares.
Gracias a su contenido en fibra, se reduce la absorción de glucosa, lo que las hace apto
para diabéticos.
Evita el estreñimiento ya que regula el tránsito intestinal y facilita la eliminación de
tóxicos por su alto contenido tanto insoluble como soluble (mucílagos). También
ayudan a saciar el apetito y por eso son útiles en regímenes de adelgazamiento.
El efecto antiinflamatorio de la linaza ha justificado que se recomiende en el
tratamiento sintomático de las enfermedades autoinmunes, como la artritis, la
psoriasis y el lupus.
Contienen lignanos que son fitoestrógenos naturales que mejoran los síntomas de la
menopausia y son útiles en la prevención del cáncer de mama y de útero y la
endometriosis.
La Vitamina E es un nutriente liposoluble presente en muchos alimentos. En el cuerpo,
actúa como antioxidante, al ayudar a proteger las células contra los daños causados
por los radicales libres. Los radicales libres son compuestos que se forman cuando el
cuerpo convierte los alimentos que consumimos en energía.